Breve Historia de Coltauco



Coltauco significa “Agua de Renacuajos” en mapudungún (koltraw/kolchaw [renacuajo], y ko [ agua]), esto debido a la cantidad de vertientes, pantanos y humedales que se generaban a raíz de la cercanía con el Río Cachapoal, y que hacía que fuera muy propicio para la reproducción de estos anfibios.

Su origen, o los primeros antecedentes de la comuna, se remontan a la época de la conquista española, donde se estableció en esta zona la señora “Melchora de los Reyes” la que vendió su propiedad, la hacienda “San José de Coltauco” al Capitán español Don Miguel de Zamorano, quién se casó con doña Juana Dinamarca, allá por el año 1726.

Esta hacienda, por el año 1731 se convirtió en un pequeño Villorrio, gracias a lo dispuesto en el testamento de Don Miguel de Zamorano que señalaba que cuando uno de sus hijos contraía matrimonio recibía como dote una porción de terreno, con la finalidad de que lo habitara y trabajara.

Posteriormente, en el año 1767 fue creada la vice parroquia de Coltauco por el padre Antonio Zúñiga, párroco de Peumo. Con esto, la administración del pueblo, que en esa época era labor de los curatos, queda en manos de la parroquia de Peumo.

Fue erigida como parroquia el 13 octubre de 1824 por el Gobernador del Obispado de Santiago, Don José Ignacio Cienfuegos y Arteaga, desmembrándola de Peumo. Y la parroquia tuvo como titular la Virgen de la Merced, y su primer párroco fue Juan de Dios Olmedo quien la sirvió por casi diez años.

El 22 de diciembre de 1891, bajo la presidencia de José Manuel Balmaceda, se promulgo la Ley de Comuna Autónoma que, junto con el Decreto de Creación de Municipalidades, estableció 195 municipalidades en una o más subdelegaciones dentro de un departamento (Ministerio del Interior, 1891). Así Coltauco se conformó como comuna, y posteriormente el pueblo recibe el título de Villa el 1º de septiembre de 1899, por instrucción del Presidente Federico Errazuriz Echaurren.

“Coltauco.- Su territorio comprenderá las subdelegaciones 5.a Idahue, 6.a Coltauco, 7.a Almendro i 8.a Parral, del departamento de Cachapoal, con los límites que les asigna el decreto de 1° de octubre de 1884.” (Ministerio del Interior, 1891)

El 6 de marzo de 1894 se realizan las primeras elecciones de alcalde en la comuna recién creada, resultando electos los siguientes acaudalados de Coltauco:

Alcaldes
1° Sr. José Miguel Cuevas
2° Sr. José del Carmen Donoso
3° Sr. Alberto Caprile A.
Regidores
1° Sr. José Tomas Palma
2° Sr. Juan Crisóstomo Rojas Francino
3° Sr. Emilio Bustos
4° Sr. Plácido Bravo
5° Sr. Pedro Nolasco Flores
6° Sr. Juan David Briceño

Desde aquí en adelante la comuna se ha ido desarrollando gracias a su gente y a importantes personajes que han aportado a su crecimiento, en donde podemos destacar a:

Pedro de la Cuevas. Fundador y arquitecto de la línea de caballos “cuevana”, la más famosa y antigua estirpe de caballos de raza pura chilena. Y proveía caballos a Manuel Rodríguez y los hermanos Carrera para liberar a Chile de la Corona Española.

Loreto Sánchez. Quien dejo toda su herencia para la construcción del Hospital del Transito de la Santísima Virgen, más conocido como el Hospital de Loreto. Sector que debe su nombre a esta distinguida dama.

Amada Sofia García. Que en su testamento indica “Encargo a mi heredero, la fundación de una obra pía que se denominará “Amada Sofía García”, tendrá por objeto crear, mantener y desarrollar en el pueblo de Coltauco una Escuela de Niñas en la cual se de a las educandas una sólida formación religiosa en la fe católica”. Base fundamental para la llegada de las Religiosas de Santa Marta en 1954.

Monseñor Ramón Lecaros Maldonado. Cura párroco por más de 36 años en la comuna, siempre dedicado a la ayuda del prójimo y a la fe por Dios, fundo la escuela “Amada Sofia García”, administró la escuela Parroquial Francisco Javier Lizana, creo las Colonias de verano a la playa de Matanzas, fundó del cuerpo de Bomberos de la Comuna de Coltauco, entre muchas otras obras.

Berta Zamorano Lizana. Descendiente directa del Capitán Miguel de Zamorano, fue una distinguida maestra que sobresalió por su bondad y amor a los niños, docente con una acendrada vocación que dejó una profunda huella en el pueblo de Coltauco y pionera al plantear la necesidad de que dicha comunidad contase con una unidad educativa de la modalidad Técnico Profesional. Actualmente el liceo técnico profesional de la comuna lleva su nombre.

Osvaldo Ruíz García. Fue militar y alcanzó altos grados en el Ejército; se desempeñó con brillo como Intendente de Colchagua; fue alcalde de Coltauco. Demostró en estas labores, una preocupación extraordinaria por la Comuna y muy especialmente, por los problemas educacionales y el buen funcionamiento de las escuelas. Falleció el mismo día en que los coltauquinos habían ratificado su mandato por un nuevo período.

Miguel Vial Echeñique. Abogado de profesión, fue el responsable de introducir en Coltauco la plantación de fruta de exportación, uno de los pilares fundamentales de la economía de la comuna. También fue profesor de la escuela parroquial, administrador del Hospital de Loreto, fundador de la Cruz Roja, y participo de muchas labores administrativas que se le encomendaron en la comuna.

Colegio Amada Sofía Garcia

Recopilación Histórica realizada por: Nicolás Abarca Zamorano
Publicado: 27 de mayo de 2018
La información fue obtenida de forma integra del documento "Proyecto Educativo Institucional 2017. Colegio Amada Sofía García"


Escuela Amada Sofía García en Desfile Cívico en Coltauco. Fuente: Facebook Nicolás Iturriaga

Nuestra Historia se remonta más allá del Océano Pacífico, específicamente Italia, ya que el origen de toda acción está escondida en los misteriosos designios de Dios y que sembrados en el corazón del Beato Tomás Reggio, van adquiriendo vida en jóvenes, que generosamente van adhiriendo su proyecto de vida al proyecto de Dios, inspirando en cada una de ellas, un Carisma propio, que no deja de ser una fuente inagotable e impulso divino para cada religiosa. Esto nos hace dirigir nuestra mirada y el pensamiento a los primeros años vividos por las hermanas en este hermoso lugar, donde parece que no hacen falta muchos argumentos y testimonios para imaginar la entrega generosa y fiel de ellas, quienes acogiendo la voluntad de Dios desplegaron toda su creatividad para irradiar la fuerza y el amor de Dios por el hombre, haciendo realidad una de las más hermosas expresiones pronunciadas por nuestro Fundador en su primera Regla de Vida: “Volarán en ayuda de la indigencia y será un vuelo sin límites de tiempo, de espacio, de dificultad y de sacrificio". Si, dejándolo todo, emprendieron ese vuelo con un solo anhelo: “llevar el gozoso anuncio de la Salvación donde la Iglesia está más generosamente comprometida con la evangelización". Todo lo que misteriosamente se tejía en el corazón de este hombre sabio y profética como lo fue el Beato Tomás Reggio al fundar la Congregación de Santa Marta, calza con el sueño impreso de puño y letra de una noble mujer de esta tierra Doña Amada Sofía García que, preocupada por la promoción humana y espiritual de las jóvenes de su querido Coltauco, escribe así: “Encargo a mi heredero, la fundación de una obra pía que se denominará “Amada Sofía García”, tendrá por objeto crear, mantener y desarrollar en el pueblo de Coltauco una Escuela de Niñas en la cual se de a las educandas una sólida formación religiosa en la fe Católica”. Esta obra en sus inicios viene dirigida, por el presbítero don Ramón Lecaros Maldonado, Párroco de Coltauco, quien forma una “Junta de Vigilancia" compuesta por Don Guillermo Vial Ovalle, Don Eleodoro Arce Acuña, Don Pedro Osorio Acevedo y Don Manuel Vial Echeñique. La primera sesión de esta junta que dirige como presidente por vida Don Ramón Lecaros, se celebró el día 10 de Octubre de 1951, para rendir homenaje a su fundadora recientemente fallecida y desde entonces se empeñan en la fundación de la Escuela, pensando en buscar religiosas que tomen a su cargo dicha obra, gestiones que dirige don Ramón Lecaros en conjunto con el Señor Obispo, Monseñor Eduardo Larraín Cordovés, quien pone especial interés en la petición hecha por el Presidente de la Junta de Vigilancia y se compromete para la elección de estas religiosas, hecho que concreta dos años después, cuando en febrero llaman a reunión para el día 18, la que tiene como objetivo principal el anuncio de la llegada de las religiosas de la Congregación de Santa Marta, el domingo 22 de Febrero de 1953 las que se harán cargo de la Escuela de esta Fundación para empezar su funcionamiento en Marzo del mismo año. Las primeras religiosas que asumen el trabajo pastoral y educativo de la reciente obra son de origen italiano, cuyos nombres quedaron grabados en la historia de la Congregación y de este Colegio y son: Sor Lucía Chiappe Zolezzi, Sor Lucilla Ornaghi Mauri y Sor Luciana Arquechetti Bonometti. Según una crónica realizada por Sor Luciana Archetti refiriéndose al día en que llegaron a Coltauco dice: “Era la mañana luminosa del domingo 22 de Febrero de 1953, a las 12:00 hrs., cuando en la estación de ferrocarriles de Coltauco se escucharon los primeros acordes de la Banda Municipal, seguidos después del sonido completo de los instrumentos musicales. Estaban presente en el recibimiento de estas religiosas que por primera vez pisaban estas hermosas tierras Coltauquinas Monseñor Ramón Lecaros, Párroco de la Iglesia “Nuestra Señora de la Merced", quién gestionara en conjunto con el Obispo de Rancagua Monseñor Eduardo Larraín Cordovés, la venida de las religiosas de Santa Marta a la comuna para que llevaran a efecto el anhelo que albergaba la Señora Amada Sofía García en su generoso corazón, las autoridades municipales y educacionales… destacando la presencia de la Sra. Berta Zamorano que en ese momento era la representante del “Departamento de Educación de la Comuna". Desde sus inicios esta obra contó con un número significativo de alumnas “señoritas”. En 1956, dadas las necesidades de la época y de las alumnas, se da inicio a la Escuela Técnica Femenina, con el aporte generoso de la Junta de Vigilancia dotando a la Escuela de cinco máquinas de coser las que ayudaron a mantener por varios años este tipo de formación y que aún podemos decir muchas de estas ex alumnas continúan generando sus propios recursos con sus talleres de costura y bordado en la comuna. Con la Reforma educacional del año 1967 el Colegio se vio obligado a modificar la malla curricular, de Preparatoria en Enseñanza Básica y solamente hasta 6º Básico, dando término a la Técnica. A partir del año 1997, el Colegio Amada Sofía García abre sus puertas a los niños de la Comuna de tiempo y sus hijos puedan adquirir los aprendizajes necesarios para continuar a futuro una educación superior de calidad. ¡Grande es tu bondad, Señor! Porque sólo a través de ella has permitido que la misión iniciada hace 60 años atrás, por tres religiosas que aprendiendo un nuevo idioma y una nueva cultura fueron capaces de sembrar un Carisma que también fue encantando a algunas jóvenes del lugar. despertando en ellas ese llamado que Jesús había realizado, permaneciendo dormido en espera de este momento, muchas jóvenes atraídas por el trabajo silencioso y la alegría que manifestaban estas hermanas en contacto con Dios en la oración y con los demás, quisieron experimentar esta opción de vida llegando actualmente a ser tres religiosas, que perseverando en la fidelidad al llamado han respondido generosamente y han aportado que Jesús se haga presente en la vida de muchos niños y jóvenes a lo largo de nuestro país. Hoy, el Colegio se siente contento de sus numerosas y numerosos ex alumnos, los cuales dispersos en diferentes lugares y muchas como apoderados, docentes o asistentes de la educación de esta Unidad Educativa, siguen testimoniando con su desempeño personal y profesional los principios y valores adquiridos en los años que vivieron en la escuela. La comunidad religiosa y todo el personal que trabaja en el establecimiento están siempre atentos a responder a las necesidades de los tiempos en congruencia con el espíritu universalista de nuestro fundador, quien sostenía que la religiosa de Santa Marta buscará por todos los medios llevar a la práctica el mandamiento del amor, viviendo una caridad que abrace a todos y a todas las personas sin distinción. También, son múltiples las profesionales que han egresado: dentistas, asistentes sociales, ingenieros, fonoaudiólogos, docentes, psicólogos, doctoras, veterinarias, militares. La responsabilidad de quienes debemos continuar la obra de evangelización hoy es enorme: los nuevos desafíos del mundo, de la iglesia y de la Misión educativa nos interpelan constantemente, por eso que quienes continúen esta obra que es de Dios, obtendrán una cosecha abundante de santidad y de servicio generoso. Gracias comuna de Coltauco, gracias a su gente que nos han permitido seguir respondiendo al proyecto divino intentando hacer de nuestra vida un “don generoso". Tras 61 años de continua labor educativa en la escuela Amada Sofía García, en la comuna de Coltauco, se recibe la desconcertante información que el establecimiento cerrará a fines del 2016, hecho que fue dado a conocer por la Congregación Religiosas de Santa Marta a la comunidad escolar. Entre las razones que explican esta decisión, se indica que “cada año disminuye el número de religiosas, muchas son de la tercera edad y el ingreso al noviciado ha sido escaso. A esto, se suma que la matrícula ha bajado los últimos años, lo que hace difícil sostener económicamente el colegio, y que las crecientes exigencias pedagógicas y administrativas dificultan entregar la educación de calidad que quisieran”. A lo que añaden que “el cierre será paulatino”. Por ello, la Congregación Religiosas de Santa Marta explican que para el 2015 no se matricularán alumnos nuevos ni se abrirá proceso de inscripción para pre kínder; también se sugerirá ese año que los apoderados comiencen a buscar otro colegio a quienes cursan séptimo y octavo básico. En tanto que el 2016, además de no recibir más matrículas no se abrirá proceso de admisión para alumnos de kínder y se recomienda a los padres comenzar a buscar otro colegio para sus pupilos, pues ya el 2017 los colegios no abrirían sus puertas. Al respecto las religiosas “están conscientes de que esta noticia es muy dolorosa para toda la comunidad educativa, y también para ellas, que se han esforzado por entregarse con fidelidad a Cristo para construir este proyecto educacional”.

Desde este año (2017) el Obispado de Rancagua asumió la administración del Colegio Amada Sofía García de Coltauco, a través de una fundación de ese mismo nombre, para evitar su cierre luego que las Religiosas de Santa Marta –sus fundadoras- manifestaran la imposibilidad de seguir manteniendo este establecimiento.

El 06 de marzo y con gran expectación llegaron los 330 alumnos del Colegio Amada Sofía García de Coltauco a su primer día de clases; así conocieron a sus nuevos compañeros y profesores, que fueron presentados a la comunidad educativa en el acto de inicio de año escolar. Los estudiantes, de pre kínder hasta octavo básico, más sus padres y apoderados se dieron cita para conocer a su nuevo rector, el padre Humberto Palma.